Menu

Ballenoil abrirá 20 nuevas estaciones de servicio en el 2019 a pesar del anuncio del Gobierno

·        Pese al anteproyecto de ley que prepara el Ejecutivo, la compañía continuará con el plan de expansión previsto hasta ahora

·        La operadora independiente no instalará los puntos de suministro de electricidad por no haber una red lo suficientemente desarrollada para hacerlo.

 

Madrid, 11 de diciembre de 2018. – Ballenoil, la mayor operadora independiente de carburantes, continúa con su plan de expansión y tiene previsto abrir en 2019 unas 20 nuevas gasolineras a pesar del anuncio del Gobierno de obligar a instalar puntos de recarga eléctricos. 

En 2019, Ballenoil llegará a Castilla y León para trasladar ese ahorro a los castellanoleonenses de 300 euros anuales, según la OCU. Ampliando el marco de su actividad nacional. En una primera fase, abrirán siete gasolineras repartidas entre León, Valladolid, Palencia, Segovia y Salamanca.

Las nuevas estaciones están ubicadas principalmente en Madrid y en Andalucía. Cada una cuenta con dos trabajadores por gasolinera, lo que permite crear puestos de trabajo directos con el fin de mejorar el servicio y satisfacer las necesidades de los usuarios.  

El anuncio del Gobierno de obligar a las gasolineras a contar con puntos de recarga para los coches eléctricos no influirá, de momento, en el plan de expansión de la compañía. “Es un anuncio que se ha hecho precipitadamente y sin consensuar con nadie. Aún tienen que explicar muchas cosas como dónde van a trasladar los 23.000 millones de euros que reciben de los impuestos directos de los carburantes o cómo crear una estructura energética que aguante la demanda masiva a la hora de cargar los nuevos vehículos”, explica David Querejeta, socio y director de expansión de Ballenoil.

Desde Ballenoil, opinan que poner puntos de recarga en gasolineras situadas en las ciudades no es viable. “Las gasolineras dejarán de tener sentido y dejarán de existir. En las gasolineras se vende gasolina, no electricidad”, explica Juan Sanz, socio y director de operaciones de la compañía.

Ballenoil ya había tanteado la opción de incluir en sus estaciones puntos de recarga. Sin embargo, debido al alto coste de adecuación de las gasolineras y de la imposibilidad por la falta de desarrollo de esta red, vieron que no era rentable y que para el cliente a día de hoy no era eficiente. “Una persona que va a recargar el coche lo hará en un centro comercial, en su casa o en el trabajo, pero esperar media hora, en el mejor de lo casos, que es lo que se tarda en cargar por completo un coche eléctrico, no lo hará nadie”, concluye el director de Operaciones.

 

volver arriba